Ordenó alas de pollo… ¡y recibió miles de dólares!

Al darse cuenta de que se trataba de un error, intentó contactar a su sucursal de Domino’s… quienes tardaron mucho en contestarle.

Eventualmente, los empleados de la pizzería (y vendedores de alitas) recogieron la fuerte suma de dinero y premiaron a la mujer con un año de pizza gratis.

Related Post

Leave a comment