En declaraciones al diario The Washington Post, Kristin Anderson, que tiene ahora 46 años y trabaja como fotógrafa en California, aseguró que el incidente ocurrió en un club nocturno de Manhattan, en Nueva York.

Anderson explicó que, en la noche del suceso, se encontraba charlando con amistades en el abarrotado local, sin percatarse de la presencia de un hombre a su derecha en un sofá de terciopelo rojo.

La mujer, que vivió en Nueva York de 1991 a 2008, señaló que sólo se dio cuenta del individuo cuando sintió sus dedos deslizarse bajo su minifalda, hasta alcanzar su vagina a través de su ropa interior.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x