Sakina, Maryam y Ali Dharas se dirigían a la ciudad italiana de Nápoles de vacaciones, cuando uno de sus vecinos de asiento se dio cuenta que estaban escribiendo en árabe y los acusó con los policías, esto en el aeropuerto de Londres.

Según la versión de Sakina, justo cuando el avión se preparaba para el despegue, los agentes armados se acercaron a ella y a sus hermanos para escoltarlos a una sala de interrogatorios.

Todo esto se desató luego que el compañero de vuelo de los chicos asegurara que vio letras árabes en la pantalla del celular de la joven.

“Nosotros ni siquiera somos árabes, somos de ascendencia india. No tenemos nada en los teléfonos, y tampoco hablamos árabe”

Durante el interrogatorio que duró una hora, los chicos tuvieron que explicar detalladamente cada sello que tenían en sus pasaportes, además de sus actividades en redes sociales.

“Estoy muy nerviosa y apenada”, publicó Sakina en su página de Facebook momentos después del incidente.

Luego del bochornoso episodio, los hermanos pudieron regresar a sus asientos.

“Pensaba que nunca nos dejarían libres. De regreso pensaba que los oficiales debieron regresar con nosotros para aclarar que todo estaba en orden y que se trató de un malentendido”

Por su parte, la aerolínea confirmó el contratiempo a la cadena Al Jazzeera, asegurando que están muy apenados con sus pasajeros por la confusión.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x