«El Chueco» le mató a su hermano en Urique y nadie le quiso recibir la denuncia

Noticias de Chihuahua.- Meses atrás del asesinato de los sacerdotes jesuitas, se llevó a cabo una carrera de caballos en Cerocahui donde se divertía ‘El Chueco’, misma que terminó en el asesinato de un joven de 18 años. Su hermana Victoria, culpa a ese líder delictivo que controla Urique del crimen, por lo que acudió a la Fiscalía General del Estado (FGE) a poner la denuncia, pero no se la aceptaron.

Según una publicación en redes sociales, y denunciada en ‘Código Rojo NCG’ , la denunciante aseguró que su hermano no era un joven problemático, incluso que no tenía vicios y sólo le gustaba asistir a las carreras de caballos, que eran su pasión, pero que fue el momento equivocado cuando se encontró con la gente de “El Chueco”, que lo encaró para iniciar una riña, pero que él no quiso seguirles el pleito.

Luego de que el muchacho logró retirarse del lugar ante el conflicto que se había generado, llegó a su domicilio en Cerocahui y en cuestión de horas llegaron los criminales y lo sacaron por la fuerza y lo mataron frente a su familia que presenció los hechos y no puedo evitarlo debido a que ellos eran un grupo fuertemente armado que no tenía la intención de negociar.

“No estamos en contra de que todos se reúnan y todo lo que se ha hecho para la cobertura de los sacerdotes, pero hay muchas víctimas aquí en Urique, que han sido ignoradas, incluso como los jóvenes que fueron levantados, nadie dice nada de ellos, ni se diga de mi hermano que mataron en enero, y una interminable lista que todos conocemos pero que nadie hace nada” comentó Victoria.

Ella es hermana del joven a quien asesinaron, y platicó el martirio que vivió para poder pedir justicia, pues en primera instancia en Urique no hay agentes que le reciban la denuncia, acudió a la ciudad de Chihuahua y tampoco le quisieron recibir la denuncia, le pidieron que acudiera a Cuauhtémoc que es donde geográficamente le correspondería.

Al acudir le dijeron que necesitaba reconocer el cuerpo y recoger sus pertenencias, pero sus pertenencias ya habían desaparecido, nadie hizo nada y todo se convirtió en una burocracia, incluso le recomendaron que se movilizará en medios de comunicación para que se agilizara el caso, pero decidió no seguir.

“Me traían de un lugar a otro, hasta me recomendaron que sacara mi caso en medios de comunicación para que se acelerara mi caso, pero ya entre meses y meses de que no pasó nada, decidimos no seguir, porque la noticia se iba a quedar en el internet, pero estas personas nos conocen a todos y nos iban a ir a buscar, entonces de aquí a que las autoridades acudan o intervengan este pueblo se queda primero sin gente” señaló.

En Cerocahui, existen varias familias y anécdotas donde se han visto relacionados con José Noriel P.G. donde algunos lo habían visto borracho, drogado, otro quemando casas, levantando gente, pero también reconocen que era una persona discreta que no se bajaba mucho de su vehículo, pues incluso andaba tomando en la plaza principal, un día antes de que ocurrió el asesinato de los sacerdotes y el guía de turistas.

Related Post

Leave a comment