Kosar y Gulzar Bibi, de 22 y 28 años, fueron abatidas el viernes por su hermano Nasir Husain, de 35 años, un día antes de que se casaran en la provincia del Pendjab (centro), explicó un responsable de la policía, Mehar Riaz.

Según esta fuente, Nasir se oponía a ambos matrimonios y quería que sus hermanas se casaran con hombres elegidos entre su familia lejana.

«El hermano mató a tiros a sus hermanas ayer y se dio a la fuga», declaró el responsable, que agregó que el individuo es buscado por la policía.

«Se trata de un crimen de honor», indicó.

Preguntado por los periodistas, Ata Mohamad, padre de Kosar, Gulzar y de su hermano, afirmó estar hundido. «Él (Nasir) ha arruinado a la familia, nos ha destrozado», confió.

Cada año, en Pakistán, un país muy patriarcal, centenares de mujeres son asesinadas por sus propios familiares aduciendo que habían mancillado el honor familiar.

Una controvertida disposición del derecho islámico, en vigor en el país, prevé que los hombres que maten a mujeres de su familia pueden quedar impunes ante la justicia si sus parientes los «perdonan» a cambio de que paguen una multa.

Un comité compuesto por miembros de las dos cámaras del Parlamento adoptó por unanimidad el 21 de julio enmiendas a las leyes existentes respecto a los crímenes de «honor» y las violaciones, que podrían ser votadas en las próximas semanas.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x