A diferencia de los mismos choferes de Uber que tienen ya bien aprendido que el servicio que prestan es de índole privado y no público, los líderes taxistas dicen que debe entrar a la legislación estatal para no operar de manera ilegal presentando además, una competencia desleal.

Líderes taxistas afiliados a la CTM, CROC, Aeropuerto y Transporte Independiente, comandados por el ex alcalde Carlos Borrruel, dijeron que ayer se reunieron con el propio gobernador del Estado César Duarte y con el diputado Rodrigo De La Rosa, a quienes le pidieron modificar precisamente la ley para poner aún más candados a Uber.

Con una historia larga de promesas sobre la mejora del servicio y la implementación de taxímetros y/o una tarifa justa, dijeron no estar en contra de la modernización del sistema de transporte, pero sí que una empresa pueda prestar un mejor servicio sin todos los requisitos que se le piden a ellos.

Argumentando la falta de modernización de sus unidades con la inseguridad que había en el estado, llamaron a los usuarios a confiar en los taxis y de ser víctimas de algún abuso por parte de los choferes, lo denuncien ante quien corresponda.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x