Zapateros sin zapatos, o cargos por encargo

Noticias de Chihuahua.- Técnicos que simulan ser ingenieros, maestras que no lo son, personas con otras carreras que terminan siendo contratadas como “personal especializado”, de todo hay en los cargos que entregaron recientemente tanto el Gobierno del Estado como el Municipio de Chihuahua.

Lilia Guadalupe Merodio Reza,

No solo es el famoso caso de la flamante secretaria de Desarrollo Social, la ex priista Lilia Guadalupe Merodio Reza, a quien las cartas credenciales de tener un “trabajo enfocado al apoyo de los sectores vulnerables de la sociedad como mujeres, jóvenes, niños y campesinos” le valieron para ser designada parte del Gabinete, a pesar de que toda su experiencia se centra en haber sido diputada y senadora y servidora pública por los clásicos compadrazgos entre partidos.

titular de la Comisión Estatal de Pueblos Indígenas (COEPI), Enrique Alonso Rascón Carrillo,

O del famoso por despreciado titular de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas  Enrique Alonso Rascón Carillo, quien además de haberse desempeñado bastante tiempo como asesor de un diputado prisita de no tan excelsa fama, tiene una licenciatura en Administración Financiera y nada de estudios en materia indigenista, ni un curso de geografía, vaya.

en otros cargos también se observa esta disposición, como la subsecretaria  de  Comunicaciones  y  Obras  Públicas Yanaí Angulo Herrera, a quien llaman “maestra” tal vez siguiendo la tradición de llamar maestra a la gobernadora María Eugenia Campos, aunque no tenga título ni cédula de maestría, y quien está en ese encargo a pesar de tener una licenciatura en Economía empresarial, que no tiene nada que ver con la obra pública.

O el presidente del Comité de Obra Pública y Servicios del municipio de Balleza José Villalobos Ogaz, que incluso firma como “ingeniero” siendo apenas un egresado del CBTIS 228 como técnico en producción.

En el Municipio de Chihuahua está también la encargada de Licitaciones y control de obra de la Dirección de Obras Públicas Claudia María Ollivier Rodríguez, quien sin embargo, tiene una licenciatura en Comunicación con especialidad en publicidad nada menos que por la Universidad interamericana del Norte, y antes, según sus propios dichos, trabajó en atender clientes.

El caso de esta persona llama la atención también porque siendo parte de un área en la que más que en cualquier otra debe cumplirse la ley, y estando ella obligada por la ley como servidora pública, pone en su declaración tal cual, que no está de acuerdo en hacer público su posible conflicto de interés (?).

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x