La fémina, que pesa 31 kilos, informó al tribunal que no le apetece ingerir alimentos ni agua, sino que desea iniciar con cuidados paliativos.

Aunque el estado se opuso a su petición y la fiscalía aseguró que no tiene la capacidad de decidir, debido a su depresión crónica, el juez consideró válidos los argumentos de la chica.

Por su parte, el abogado comunicó que los huesos de su cliente tienen la densidad equivalente a una persona de 92 años, por lo que si la inmovilizan correría riesgo de sufrir lesiones. No obstante, el estado no ha informado si apelará dicha sentencia.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x