De hecho advierte que tiene recuerdos que se remontan dos mil años atrás, justo cuando se vivió la pasión de Jesús de Nazaret, según advierten los relatos bíblicos.

«Comencé el proceso de acercamiento hacia Dios de la misma manera que lo hice en el siglo I», señala con gran seguridad Miller, quien además no está sólo en su devoción, su esposa, Mary Suzanne Luck, sería María Magdalena y juntos dirigen una congregación de cerca de 20 mil fieles. Así lo ha destacado el diario Daily Mail.

Según Miller, tras separarse de su expareja en 1997 comenzó a tener recuerdos nítidos de su vida en el siglo I; recuerdos se intensificaron en 2004.

«Yo tenía una vida en el siglo I y era la mujer de Jesús y aprendía y enseñaba la verdad divina junto a él. Tras su muerte, yo pasé al mundo de los espíritus y tuve una vida ahí», explica por su parte Mary Luck.

El discurso

Alan asegura que algunas las cosas que hizo Jesús son falsas: «Se presume que en el siglo I convertí el agua en vino, pero no lo hice».

Asimismo, Miller se ha negado a hacer milagros para probar su identidad. «No tengo ningún deseo de demostrar que soy Jesús, (…) sé quién soy. Hay gente que se ha dado cuenta de quién soy y otra gente que lo hará en el futuro», dice.

Con información de RT y Caracol

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x